sábado, 31 de julio de 2010

Soy Más, Diálogo de Guerreros



Conversamos con nosotros día tras día, nos contamos una historia sin fin, a menudo repetida. Utilizamos nuestro INTENTO, nuestro poder personal, queramos o no. Del intento depende en gran parte la vida que vivimos. Mala suerte, buena, fácil, difícil, imposible, inútil, vacío, plenitud, posible...

Las palabras utilizadas, las formas en las que expresamos nuestras ideas y pensamientos, construyen el escenario personal al que llamamos “el mundo”. La magia reside en el intento y una parte del intento es creado a través de las palabras.

Somos lo que pensamos. Es de extrema importancia para algunos de nosotros, entre intento e intento de pasar la mayor parte del tiempo en el silencio interior, articular un diálogo interno de poder que sustituya al aprendido a través de la socialización, que es poco favorable para los que queremos llevar nuestra consciencia más allá de su nivel ordinario. 

Recordar a los posibles beneficiarios que, poco sentido tiene escuchar o leer este tipo de comandos a largo plazo si no se está involucrado en la recapitulación y la meditación, aunque en cualquier caso merece la pena utilizarlos. 

Es posible que parte de su contenido no sea familiar para algunas personas, ya que se utiliza terminología del antropólogo Carlos Castaneda y de la Resonancia Bioenergética así como una buena parte de inspiración a través del trabajo de Robert Monroe. De cualquier manera he intentado evitar el abuso de conceptos poco asequibles. Lo ideal es grabarse un archivo de audio con la propia voz y así escucharlo todos los días. 

Puedes descargar los textos en su variante masculina y femenina en los siguientes enlaces:




Lo puedes escuchar a diario, incluso cuando duermes y verás.



Creative Commons License

Textos, Audios y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons

lunes, 12 de julio de 2010

Gratitud


Veníamos caminando en silencio y le pregunté: ¿Maestro, de verdad existe el pecado? y el Maestro respondió: "Sólo existe una forma verdadera de pecado, que consiste en olvidarte de que estás respirando. Ser consciente de cada aliento es la única forma de conectar con la auténtica gratitud que emana del hecho de que estás vivo y no de las circunstancias. El cultivo de la consciencia y la atención en el aliento abre al humano la percepción de lo real que es mejor que la creencia de lo que parece; esta es la verdadera joya del discernimiento y semilla de la libertad".

¿Te gusta lo que has leído en este blog? Profundiza y hazlo real en tu vida recibiendo sanación y guía. En cualquier lugar del mundo en donde estés. Mira aquí.

Creative Commons License


Texto y fotografía de Chema Sanz bajo licencia Creative Commons